Fondant de Chocolate
artepastel
artepastel

Fondant de Chocolate

  • ¡Califica esta receta!
  • Tu calificación
Calificación general 5 1 calificaciones

Ingredientes

  • Una bolsa de nubes de azúcar blancas “bombones” (normalmente son de 200g)
  • 320 g de azúcar glass
  • 80 g de cacao en polvo
  • Un poco de mantequilla
  • Una cucharada de agua

Instrucciones


    De la misma forma que ocurre con la receta tradicional de fondant, lo primero que debes hacer es calentar las nubes de azúcar (bombones) en el microondas. Coge un recipiente adecuado, úntalo con un poco de mantequilla, agrega una cucharada de agua, añade los Bombones y caliéntalas durante 2-3 minutos, dependiendo de la potencia del microondas. ¡Vigila que no se quemen! Lo ideal es que estén un poco deshechas para acabar de fundirlas con una cuchara o espátula.
    Cuando las nubes (Bombones) estén listas, muévelas con una cuchara o espátula para acabarlas de deshacer. Luego, añade el cacao en polvo y mézclalo con los bombones. Es aconsejable que sea cacao puro pero si no dispones de él y en su lugar quieres utilizar el cacao que disuelves en la leche puedes hacerlo, solo debes tener en cuenta que el color y el sabor no serán tan intensos.
    Una vez que hayas mezclado bien el cacao con las nubes de azúcar, ya puedes empezar a agregar poco a poco el azúcar glass. Recuerda que es recomendable que el icing sugar sea industrial para evitar que el fondant de chocolate quede granulado. No obstante, si lo prefieres puedes prepararlo tú mismo siguiendo esta sencilla receta. Eso sí, si haces azúcar glass casero no olvides tamizarlo antes de añadirlo a la mezcla.
    Empieza a mezclar el azúcar glass con una cuchara o espátula y, cuando el fondant adquiriera consistencia, retíralo del recipiente y comienza a amasar con las manos. No olvides cubrir el lugar donde vayas a trabajar la masa del fondant con azúcar glass para evitar que se pegue. Asimismo, ponte un poco también en tus manos.
    Sabrás que el fondant de chocolate casero ha adquirido la textura y consistencia ideal cuando deje de pegarse en tus manos. Entonces, haz una bola con él y cúbrela con papel film, previamente untado con azúcar glass para evitar que el fondant se pegue. Guarda la bola cubierta en el frigorífico durante un día entero para que repose.
    Después de 24 horas, retira el fondant de chocolate de la nevera y vuelve a amasarlo. Si notas que la masa se ha endurecido demasiado no te preocupes, métela en el microondas unos segundos y volverá a ablandarse. ¡Ya tienes tu fondant de chocolate casero listo para decorar lo que desees! Como ves, su elaboración no es nada complicada y el resultado es delicioso además de espectacular. No tiene nada que envidiar al industrial y le dará un toque de sabor nada empalagoso a tus cupcakes o tartas fondant.

Comentarios

Inicia sesión o Registrarse para escribir un comentario.