Recetas de como hacer arepitas dulces de anis

La receta de waffles (gofres) gluten free que estabas esperando

La receta de waffles (gofres) gluten free que estabas esperando

Por cierto, hoy se celebra el National Gluten Free Day en otros países (lástima aquí no se celebre) pero como este es un mundo globalizado, yo también me sumo a la celebración con estas delicias tostadas y ricas, así que hoy es un buen momento para darle una oportunidad a estas preciosuras

5 recetas para sorprender a mamá en su día

eso sí, siempre nos advirtió que si llegábamos a regalarle una sartén, una aspiradora o una olla de presión nos la acomodaría por la cabeza, pero de resto siempre se ha mostrado satisfecha con nuestros regalos
AREPAS VENEZOLANAS

AREPAS VENEZOLANAS

Lo cierto es que quien no la conoce (o no conoce a algún venezolano) no tiene porqué saber que existen algunas reglas para su consumo, reglas que hemos establecido en nuestra cultura, y que solo existen en nuestra cabeza, como procurar comerlas recién hechas (leí en otro blog que era mejor hacerlasde un día para otro
Arepitas Dulces de Anís

Arepitas Dulces de Anís

El abombamiento es repentino y verán que es muy simpático como lo hacen. Las arepitasdulcesdeben ser comidas calientitas, si se dejan enfriar dejande ser crocantes, se ponen aguadas y pierden su atractivo
Arepitas dulces de anís

Arepitas dulces de anís

Sin embargo tuve el acierto de pedirle a mi costillo que grabara un video para registrar cómo se hacen las arepitas y mostrar cómo mágicamente se inflan en el aceite como un pez globo ¿verdad que son hermosas

Arepa dulces

Las arepitasdulces son muy famosas en las costas, pueblos y en cada puestito de empanadas que está cerca de la playa… pero también lo son en los desayunos y meriendas de muchos venezolanos

AREPAS

Se puedenhacer también bolitas de unos dos o tres cm de diámetro y servirse como pasapalos. Casi todos los viajeros extranjeros que vinieron a Venezuela durante el siglo XIX son unánimes en señalar los escasos atractivos de la arepa, demasiado insípida para su gusto, pero ninguno ha sido tan lapidario en sus juicios como Pablo Morillo , el jefe realista que llegó a Venezuela a combatir por la causa española cuando la independencia estaba casi decidida